martes, 11 de marzo de 2014

Gerardo Martino I, El Traidor

"Hay que tener en cuenta que Martino llega como solución de urgencia tras la enfermedad de Tito"
En el primer partido de Liga con Gerardo Martino en el banquillo el Barcelona le endosó un 7-0 al Levante. Pero lo más significativo para la prensa fue que Messi fue sustituido. Así comienza la historia del entrenador rosarino en Can Barça. Hay que tener en cuenta que Martino llega como solución de urgencia tras la enfermedad de Tito Vilanova, con una plantilla cerrada donde Thiago se ha ido, la llegada de Neymar, una estructura cerrada sumado a un entorno poco amable con los cambios. Aquí vamos a intentar desgranar un poco la trayectoria de Gerardo Martino en el Barcelona.



"En el Clásico sitúa a Messi como extremo derecho"
- Variabilidad: Gerardo Martino conoce el Modelo de Juego del Barcelona, de eso no queda duda. Pero busca variantes que implementen las opciones de su equipo.  Valdés ya no inicia sacando el balón desde atrás, Piqué lanza diagonales (con un acierto irrisorio) a la otra banda. Decide jugar con dos extremos puros, relegando a Iniesta simplemente a la posición de interior. En el Clásico sitúa a Messi como extremo derecho. El entrenador rosarino busca variar la manera de jugar del Barcelona por dos motivos: 1) Minimizar el conocimiento que tiene el rival sobre su equipo 2) Dotar de variantes a su equipo.

A la hora de analizar el Barcelona, todo el mundo lo hace desde el Barça de Guardiola y sus actualizaciones tácticas. Si el rival dice A, yo hago B. Todo el mundo parece tener claro lo que hay que hacer. Martino, en cambio, busca otras variantes. No busca la defensa de tres, por ejemplo. Mejor o peor, saca los partidos adelante.
"Uno de los temores de Martino ha sido llegar desfondados a Abril"
- Rotaciones: Uno de los temores de Martino ha sido llegar desfondados a Abril, por eso busca que sus jugadores lleguen frescos cuando se juegue lo importante. Rotaciones en la mayoría de los puestos, inclusión de Song junto a Busquets, búsqueda de variabilidad para intentar seguir siendo el Barcelona a pesar de ser el Barcelona. Los roles de Xavi, Iniesta y Cesc como interiores puros, potenciar a Alexis en banda derecha por delante de Pedro (16 goles lleva el chileno a estas alturas) y no contar con Messi durante un tiempo.

Ése es el Barcelona de Martino hasta Enero, un equipo que busca variantes sin intentar perder la esencia de lo que es el conjunto culé. A estas alturas, muchos ya habían recelado de Martino, entendiendo sus variantes como una desnaturalización del Modelo de Juego culé.

Dijimos antes que Martino conocía el Modelo de Juego del Barcelona, lo cual no significa que comulgue con ello a pies juntillas. Y eso es lo que se parece obviar. Martino cree que este camino es el mejor para ganar.
"En los últimos partidos, Martino empieza a meter a Iniesta en la banda, lo que favorece el control"

En los últimos partidos, Martino empieza a meter a Iniesta en la banda, lo que favorece el control.

Parece que la idea original (aquella que busca el equilibrio a través del control de balón) vuelve a ser la dominante. Se evitan correr riesgos en ataque (si bien los laterales se proyectan poco en todo este tiempo) y el equipo parece ganar en confianza y soltura.

- Los Saques de Esquina: Si hay algo en lo que Martino rompe de primeras con lo establecido es en la defensa de los Saques de Esquina. Con un resultado alarmante. El conjunto blaugrana lleva 8 goles en Saques de Esquina a estas alturas de temporada. Con Vilanova en el banquillo, en todo el año... 7. Esto viene provocado por dos razones 1) Por altura, Barcelona defiende mejor en zona que al hombre, ya que aún siendo más pequeños, están en el lugar a defender. 2) Al cambiar ciertas pautas de juego, al Barcelona le atacan más, lo que se traduce en más Saques de Esquina. Por contra, el Barcelona también remata mejor a balón parado.

"El conjunto blaugrana lleva 8 goles en Saques de Esquina a estas alturas "

Y en Febrero, cuando llega lo importante, Martino parece recular en su Idea, en la que un hombre cobra una importancia vital, Andrés Iniesta. Iniesta es quien comanda todas las acciones, pues Xavi no es capaz de someter si Iniesta y Cesc no están en el campo (eso parece claro ya). Y Cesc por sí mismo no puede jugar como en él es habitual si no hay alguien más que ayude a Xavi. Así pues, Iniesta se antoja decisivo para el correcto funcionamiento del equipo ante partidos grandes.
 
"Al equipo le cuesta un mundo tener el control de los partidos"

- Cuando todo se deshilacha: Pero todo lo andado por Martino en función de variantes se rompe cuando no puede volver a emplearlas. Todo lo que salía bien hace unos meses ha quedado invalidado a estas alturas. Al equipo le cuesta un mundo tener el control de los partidos, no hay una frescura mental y parece que el conjunto catalán no ha llegado todo lo bien que se necesita a este momento de la temporada. Los que avisaban que esto pasaría salen a la palestra (recordemos que Martino obvió deliberadamente algunas pautas del Juego de Posición, pero de eso a desnaturalizar al esencia del juego culé hay un mundo), el revuelo generalizado por todo lo que pasa en Can Barça es tan grande (Rosell dimitiendo, Neymar y su padre en el ojo del huracán, Messi con sus lesiones, viajes y vomitinas, Piqué y Alves por ser Piqué y Alves y así unas cuantas más) que parece mentira que ante todo eso se pueda recuperar la cordura. Con un club estable, Martino, sus variantes y su capacidad para saber qué utilizar en partidos grandes habrían pasado simplemente por las de un entrenador que sin ser fiel seguidor del Modelo de Juego del Barcelona, está capacitado para comandarlo. En un club desnortado como el catalán, Martino es el hereje que no secunda a rajatabla el ABC blaugrana y merece ser tratado con el menor de los respetos.
 
"La pregunta es si Martino debería ser destituido a finales de temporada o no"

- ¿Y si gana títulos?: La pregunta es si Martino debería ser destituido a finales de temporada o no. La pregunta, también, es saber si habría que echarle si consigue ganar Liga o Champions. Todo indica que Martino no seguirá, pero se debería tener en cuenta, a la hora de hablar del paso de Martino por el Barcelona, el contexto en el que lo ha hecho y la manera en que lo ha intentado llevar a buen puerto. Ni ha sido el continuador de Guardiola y Tito, ni el nuevo Robson. Simplemente un entrenador que ha intentado, desde su Idea, encajarla en otra Idea de club superior, con los resultados que veremos a final de temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario